Zapatos de novia de colores, la tendencia que arrasará en 2018

zapatos de novia en 2018

¿Te acuerdas de los looks sobrios y sencillos que lucían nuestras bisabuelas el día de su boda? Nada que ver con lo que las novias de hoy eligen, ¿verdad? Lo mires por donde lo mires, está claro que sus estilismos son cada vez más llamativos y originales.

Y no solo los vestidos han evolucionado, accesorios como los ramos o los velos también se han adaptado a las tendencias de cada temporada. Sin embargo, el calzado ha sido el complemento nupcial que más ha cambiado, introduciendo detalles y colores diferentes al ya clásico blanco.

Si te casas el año que viene y quieres sorprender a tus invitados con unos zapatos de color impresionantes, te damos a continuación unos sencillos consejos para que su diseño te lleve a donde tú quieras.

Lleva zapatos de colores solo si tu vestido es sencillo. Siguiendo la máxima del “menos es más”, hay que recordar que cuantos más elementos llamativos lleves, menos destacará tu calzado.

Combina el color de tus zapatos con otros elementos de tu look. Coordina su tono con el de las flores de tu ramo, con los detalles de tu vestido o, por qué no, con la tonalidad de la corbata de tu futuro marido. Es un detalle arriesgado y muy vistoso.

Elige el color de tu calzado según el estilo de tu boda. Si tu enlace es romántico, los rosa blush y los dorados son apuestas seguras. Si tu boda es de inspiración vintage, opta por tonos crudos; si la ceremonia es informal o eres una novia muy atrevida y bohemia escoge rojos o cerezas. ¡Cualquier opción quedará ideal!

Crea armonía con los colores de la estación en la que se celebre el enlace. Si das el “sí quiero” en primavera o verano, opta por paletas llamativas como el coral, el rosa o el naranja y si es una boda otoñal, ¿por qué no calzar unos maravillosos stilettos en tonos amatista a juego con un ramo de novia con flores de otoño donde el brezo sea el protagonista?

Y si lo tuyo no son los colores, abraza la tendencia del calzado joya. O con plumas, o con pompones, o, incluso, con tachuelas. Esta opción es la indicada para las novias audaces, pero no mucho, que aun así quieren dar un toque original a su conjunto.

Como ves, las posibilidades son infinitas y el único límite está en tu capacidad de innovación. Además, piensa que los podrás reutilizar en otras ocasiones como, por ejemplo, una boda a la que vayas como invitada. Así que, atrévete, arriesga, y entra en esta nueva y maravillosa etapa de tu vida pisando fuerte con unos preciosos zapatos llenos de color. ¡Estamos deseando ver lo guapa que estás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *