Ventajas y desventajas de contar con un wedding planner para tu boda

ventajas y desventajas de contar con un wedding planner

Has decidido casarte. Un precioso anillo de compromiso adorna tu dedo y estás exultante de felicidad. Pero, un momento, organizar una boda es algo muy complicado y, si apenas tienes tiempo de mirarte en el espejo, ¿cómo vas a hacerlo?

Una solución es pedir que alguien cercano, tu madre o tu mejor amiga, te ayude con la planificación, pero tampoco es que ellas tengan mucha disponibilidad. Así que te planteas contratar una wedding planner para que se encargue de todo, pero como es una figura que en nuestro país no lleva demasiado tiempo, no estás muy segura de si hacerlo o no.

Si te encuentras en ese punto y no sabes qué hacer, te recomendamos que leas hasta el final este post, en el que te contamos los pros y los contras que puedes tener a la hora de contratar a estas profesionales del mundo de las bodas.

ARGUMENTOS A FAVOR

Su experiencia. Mientras tú solo vas a organizar una boda en toda tu vida, la wedding planner tiene una gran experiencia basada en la planificación de decenas de enlaces. Nadie como ella para saber qué se necesita en cada momento, cómo se gestiona una crisis o quién tiene ese imperdible mágico que arregla un pequeño desgarrón de tela de última hora.

Su capacidad de adaptación. Ni todas las bodas son iguales, ni todas las parejas de novios quieren lo mismo. Una wedding planner que se precie se adelanta a cualquier necesidad que tengas, se amolda a lo que deseas y cuida todos los detalles para que la ceremonia refleje tu personalidad y la de tu futuro marido.

Su disponibilidad. Encontrar los servicios y los presupuestos ideales para celebrar tu boda soñada lleva su tiempo. La wedding planner no solo tiene los conocimientos necesarios sobre la oferta y la demanda del mundo de las nupcias, sino que también tiene el tiempo necesario para estudiar cada importe y conseguir los precios más competitivos.

ARGUMENTOS EN CONTRA

Es un gasto más. La wedding planner es una profesional que cobra por sus servicios y eso se nota en el presupuesto final. Si estás pensando en contratarla, ten en cuenta el tamaño de tu boda, el tiempo del que dispones para organizarla, tu presupuesto y cuál es tu nivel de planificación personal.

Falta de control del resultado final. Cuando se contrata una wedding planner se deja en sus manos todo, y eso es algo que puede poner nerviosas a ciertas parejas. Además, corres el riesgo de que la comunicación no sea muy fluida y de que el resultado final sea tan diferente de la idea original que no reconozcas tu propia boda.

Ahora que ya sabes cuáles son las ventajas y desventajas de fichar a una wedding planner para planificar tu boda, puedes decidir tranquila. Hagas lo que hagas, recuerda que si celebras tu boda en La Muñoza te ayudaremos en todo lo que necesites para que solo tengas que preocuparte de disfrutar del día más especial de tu vida. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *