Una boda barroco chic perfecta

boda barroca

¿Te gustaría tener una boda elegante, lujosa, sofisticada, con aire teatral y misterioso y con un toque moderno y actual? Si tu respuesta es afirmativa, entonces te mereces celebrar por todo lo alto una boda al más puro estilo barroco chic.

Este tipo de bodas son todo lo contrario a lo minimalista y ecológico. Son ostentosas, brillantes, exquisitas, majestuosas, espectaculares e ideales para celebrarse a la luz de la luna. En resumen, que el “menos es más” en ellas ¡está totalmente prohibido!

Si eliges esta temática para tu gran día, pero tienes miedo de que el asunto se te vaya de las manos, en el post de hoy te hemos preparado los consejos más importantes a la hora de organizar tu boda barroca chic. Apunta nuestros sencillos tips y disfruta del día más mágico de tu vida.

El vestido de la novia

Si ya de por sí, el vestido que lucirás el día de tu boda será la joya de la corona, con el barroco chic lo será aún más.

Si quieres que tu atuendo encaje a la perfección en este estilo, elige un vestido con cuerpo de talle bajo, escote corazón y falda con muchísimo volumen. Este deberá ir decorado con encajes de chantilly bordados, pedrerías, apliques, transparencias o drapeados en tul de seda que formen siluetas arquitectónicas. Eso sí, combina dos o más de estos elementos solo si eres una mujer muy arriesgada.

Completa tu look con unos zapatos joya dorados y un bouquet de hortensias blancas y flor de arroz y serás el centro de todas las miradas.

El estilo de los invitados

En una boda estilo barroco chic que se precie los invitados deberán lucir sus mejores galas, tal y como la ocasión lo merece. Para ellas, los vestidos con encajes, adamascados o con gasas se acompañarán con brillantes, perlas o bisutería recargada. Ellos, por su parte, tienen la obligación de asistir de esmoquin, la prenda de gala masculina por excelencia.

La decoración del enlace

El estilo decorativo barroco chic se sustenta sobre formas caprichosas y elaboradas. Así, las mesas se vestirán de telas suntuosas como las organzas, el satín, el terciopelo y la seda y servirán de apoyo a grandes jarrones y centros de mesa adornados con cristales o perlas y desbordados de flores, con las rosas como protagonistas indiscutibles. Espejos con grandes molduras recargadas, muebles con formas talladas y redondeadas, velas enormes, candelabros de cristal y vajillas de porcelana con arabescos dorados completarán una decoración 100% ideal y auténtica.

En cuanto a los colores a utilizar, impensable no contar con tonos dorados, plateados, negros brillantes, morados, rojos, violetas y verdes oscuros, mezclados entre sí o combinados con elegancia en estampados.

Para darle ese toque “chic” a los elementos barrocos, mezcla estilos y objetos antiguos con otros de vanguardia y alterna las formas redondas y rectas, siempre dando más importancia a las primeras. El resultado será una combinación perfecta entre sofisticación y sencillez que enamorará a todos por igual.

El barroco chic es un estilo muy definido indicado para ti si eres una mujer que gusta del lujo y la sofisticación, sin que ello signifique faltar al buen gusto. ¿Y qué mejor lugar para celebrar una boda tan exclusiva y original que La Quinta de La Muñoza?

Ven a visitarnos y te mostraremos todo lo que podemos hacer por ti. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *