Dress code para el novio perfecto

dress code para novios

En una boda la novia es la protagonista absoluta, lo sabemos. Pero en la Quinta La Muñoza creemos que un matrimonio es cosa de dos y, tú, el novio, también tienes derecho a estar imponente.

Si tienes la inmensa suerte de casarte con la mujer de tus sueños y estás embarcado en la aventura de preparar la boda, en este post te damos unos consejos útiles y prácticos para que seas el novio perfecto.

No dejes la elección de tu conjunto para el último momento, así evitarás errores que arruinen tu estilo. Visita a un experto en moda nupcial masculina, como mínimo, cuatro meses antes del wedding day para trabajar con tiempo y sin prisas.

Siempre viste un traje a medida. Es un día muy especial tanto para ti como para tu futura esposa y no se admiten fallos. No hay nada peor que un novio con las mangas de la chaqueta demasiado largas o el bajo de las perneras a la altura inadecuada.

El momento del día en que se celebra la ceremonia determina el tipo de vestimenta que debes llevar. Si tu enlace es de mañana, elige un traje de corte clásico si te casas por lo civil; si, por el contrario, es por la iglesia, debes ir de chaqué. Para las ceremonias de noche, el esmoquin es lo ideal para las bodas civiles y el frac para los actos religiosos muy formales.

Escoge los colores dependiendo de si te casas por la mañana o por la tarde. Si es una boda de mañana, los tonos se aclaran y están permitidos los beige, los azulados y los grises claros; si es a última hora del día, el azul medianoche, el gris Oxford y el negro son tus opciones.

La estación en la que te casas también define tu dress code. Si la ceremonia es en verano, opta por tejidos frescos y livianos como el lino; si es en invierno, lo mejor es la lana, bien sola, bien combinada con otro tipo de tela, como el cachemir.

Sea cual sea el tipo de conjunto que elijas, compleméntalo con una camisa blanca, también hecha a medida, preferiblemente de cuello italiano y con puños dobles cerrados por gemelos.

Los complementos son tan importantes como el traje. Llevar la indumentaria correcta no es suficiente para ser el novio perfecto si los complementos no acompañan. Préstales toda tu atención y cerciórate de que combinan a la perfección con el resto del look.

Te garantizamos que, si sigues estas recomendaciones, todos tus invitados apreciarán tu buen gusto y elegancia. Pero, permítenos un último consejo: sé fiel a tu estilo. Tanto si te casas en verano o en otoño, como si la ceremonia es civil o religiosa, no hay hombre más apuesto que aquel que conserva su esencia el día más importante de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *