Crea el timing definitivo para organizar tu boda

cómo planificar tu boda

Cuando planificas tu boda lo primero que tienes que hacer es mentalizarte de que vas a vivir unos meses de locura: el vestido, las invitaciones, el banquete, los invitados… ¡habrá mil problemas que resolver! Pero tranquila, recuerda que solo te vas a casar una vez en la vida y es una experiencia que tienes que disfrutar desde el principio, así que respira hondo y diviértete con los preparativos, ¡lo más importante es no agobiarse!

Para no acabar con los nervios destrozados, desde La Muñoza te vamos a contar el truco definitivo: la creación de un timing detallado del evento en el que se vea de un solo vistazo todos los cuándos y los cómos que se plantearán hasta que llegue el “Día B”.

Un año antes de la boda

Elaborad un presupuesto para saber lo que os podéis gastar y en qué. Esto os ayudará a no daros sustos de última hora.

Cread una lista con los “pequeños detalles”. Comenzad a hablar de asuntos como el destino de la luna de miel, las canciones que sonarán en la ceremonia o la documentación que necesitareis para los temas legales.

Nueve meses antes de la boda

Contratad los servicios necesarios. Es el momento de contratar al fotógrafo y al DJ. Estos profesionales suelen tener la agenda llena y con tanto tiempo de antelación te aseguras tener a los mejores y a un precio muy razonable.

Busca el vestido de novia perfecto. No es nada fácil encontrar ese vestido que te hará brillar con luz propia; compra revistas especializadas o busca información en internet para elegir la tendencia en moda nupcial que más se adapta a ti. Comenzad a buscar también los anillos y el traje del novio.

Seis meses antes de la boda

Mandad las invitaciones de boda. Hoy en día la cantidad de compromisos que tienen amistades y familiares hace importantísimo enviarles las invitaciones con mucha antelación. Asegúrate de que tus seres queridos asisten a tu boda actuando con tiempo.

Contratad el transporte. ¿Llegaréis en carroza o en coche antiguo a la boda? ¿Irán los invitados al banquete en autocar o por sus propios medios? Cerrad estos detalles ahora para no tener problemas con los desplazamientos.

Tres meses antes de la boda

Es hora de las pruebas. El gran día se acerca y hay que empezar a ultimar detalles: la novia tiene que elegir el peinado y probarse el vestido y el novio debe empezar a pensar en complementos como el color de la corbata o los gemelos.

Despedidas de soltero y soltera. Hablad con vuestros amigos para que os organicen las correspondientes fiestas. Avisadles con tiempo si queréis una despedida conjunta, ya que, al ser mucha gente, puede haber problemas de agenda.

Un mes antes de la boda

Llega la hora de la verdad. Queda muy poco para el enlace y se acumulan las tareas. Para no agobiaros, repartíos todos los asuntos pendientes. Así, por ejemplo, el novio se asegurará de que los invitados han confirmado su asistencia, mientras que la novia puede comprobar que todos los detalles para la decoración del enlace están preparados, comprar los regalos con los que se obsequiarán a los asistentes…

Y así, casi sin daros cuenta, llega el Gran Día, ese para el que habéis estado trabajando tanto y tan duro. Recordad que es vuestro día, así que disfrutad, divertíos con vuestros seres queridos y atesorad todos los buenos momentos que viviréis, porque ese será vuestro mejor y más preciado recuerdo. Y, recordad, si queréis que vuestra boda sea perfecta, visitadnos en La Quinta de La Muñoza y os asesoraremos en todo lo que necesitéis para que el día de vuestra boda sea el día más bonito de vuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *